Revisión de tiempo de silencio


Índice
  1. Crítica de Tiempo de silencio de Luis Martín Santos
    1. tiempo de mordaza
    2. datos de publicación

Crítica de Tiempo de silencio de Luis Martín Santos

El protagonista de la novela es Pedro, un joven investigador médico del Madrid de finales de la década de 1940. La precaria situación económica y social impide el progreso de la investigación contra el cáncer que está llevando a cabo con una cepa de ratones. Estos ratones habían sido traídos de los Estados Unidos y no habían podido mantener una tasa reproductiva más alta que cuando murieron. Su ayudante en el laboratorio, Amador, le había dado unos meses antes a uno de sus familiares, muecas. Logró criar estos ratones en su cabaña con la ayuda de sus hijas. Pedro y Amador acuden a esta cabaña para comprar algunos de estos ratones y poder continuar con las investigaciones.

tiempo de mordaza

Si hoy me encuentro escribiendo estas líneas es gracias a la novela Tiempo de silencio. Una profesora de secundaria nos contagió su pasión por la literatura a través de esta obra que se estudió en clase. Todavía recuerdo el título de mi obra: tiempo de mordaza.

Acostumbrados a leer novelas por obligación, presos de las estructuras más clásicas y decimonónicas del realismo español, acercándose Tiempo de silencio siendo adolescente, fue un punto de inflexión en mi forma de entender el arte. La curiosidad me llevó a escribir mis primeros cuentos y a formar en mi cabeza la idea de una novela que se materializaría muchos años después.

La historia, la anécdota de Tiempo de silencio, Es simple. Buscar pedro en busca de una cura para el cáncer. Sus estudios lo llevan a los barrios bajos del Madrid de los años 40, a una serie de disparates que lo reducen a un médico de provincia, lejos de las probetas y sin esa sensación vertiginosa de trabajar para algo muy importante.

Pedro, nuestro protagonista, es un antihéroe. Todo le sucede casi sin intervenir en su propia vida. Los acontecimientos se derrumban sobre su figura, sepultándolo para siempre, ya él, como si no estuviera con él. Esto no te exonera de tu responsabilidad: no hacer nada o no decidir nada es también una decisión en sí misma.

Vaga en un viaje hacia el vacío existencial, como el Dédalo del Ulises de Joyce. Descubriendo las miserias de la humanidad en todas sus variantes: ambición, bajas pasiones, traición, celos, ira... Madrid se pinta como el Dublín de Joyce. Realizar una crítica social que no pasó los rigores de la censura franquista hasta la publicación de una edición definitiva en los años ochenta.

Puedes leer todas las reseñas de novelas antiguas y clásicas en nuestra sección: Reseñas de clásicos de la literatura.

Si la trama es simple y demoledora. La originalidad radica en su aspecto formal. Hasta ese momento no pensaba que la literatura pudiera innovar en formato o estilo, que para mi ignorancia quedaba relegado únicamente a otras artes como el cine o la pintura. Leer esta novela cambió mi percepción del arte y la literatura en general, me cautivó la belleza y la genialidad del autor: como lector, siempre aplaudo las obras que aportan algo diferente y original.

La detallada disección de la época, de Madrid -esta ciudad sin catedral- y de sus personajes, se realiza desde un estilo vanguardista y barroco, tanto por un léxico rico y complejo, como porque la Forma siempre prima sobre la sustancia. . .

Los personajes se definen más por sus acciones que por sus pensamientos, a los que se accede a través de diversos monólogos interiores que recorren sus almas, desmontando cualquier deseo, miedo o frustración. De hecho, el propio Martín Santos se reserva un lugar privilegiado para mostrar también sus ideas a través de digresiones en las que analiza la obra de otros autores, la fiesta taurina, el estado de la ciencia española del momento, la muerte...

Observamos diversas situaciones a través de diferentes perspectivas filtradas por la visión subjetiva de cada personaje. El lector tendrá que rellenar los huecos y ceñirse a la versión que más le convenza. También habrá que evitar las elipses que socavan el curso normal de una historia socavada.

Un estilo tan complejo como precioso, capaz de ser preciso en sus descripciones escapando a las guadañas de la censura, con miradas demasiado estrechas para poder comprender algunas de las comparaciones y proclamas que subyacen en una obra que destila genialidad en cada página. .

datos de publicación

Título: Tiempo de silencio

Autor: Luis Martín Santos

Editorial: Seix Barral

Año: 1961

Calificación:

Tiempo de silencio Luis Martín Santos


Clásicos, Clásicos de la literatura, Literatura clásica, Luis Martín Santos, Tiempo de silencio

También puedes leer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Este sitio utiliza cookies de Google para prestar sus servicios y para analizar su tráfico. Tu dirección IP y user-agent se comparten con Google, junto con las métricas de rendimiento y de seguridad, para garantizar la calidad del servicio, generar estadísticas de uso y detectar y solucionar abusos.