El asesino se arrepiente, cuento de Alberto Ramponelli


Alberto RamponelliCierto pasaje de Hegel dice: “…la vida ultrajada aparece como un poder hostil contra el culpable y lo persigue de igual modo que éste había perseguido a aquélla: así el castigo como destino es la reacción idéntica a la del acto del propio ofensor, de un poder que él mismo ha armado, de un enemigo convertido en enemigo por él mismo”.

Claro, él no había leído este pasaje de Hegel, o si lo había leído no lo tuvo en cuenta cuando, dejándose llevar por la ira, mató a Juan delante de testigos. A partir de ese momento tuvo que escapar y esconderse. Sabía que la ley lo buscaba, tomó precauciones. No se quedaba demasiado tiempo en ningún sitio, prefería trabajos nocturnos para reducir su exposición pública, cortó todo lazo con su familia. Se volvió receloso, solitario. Sintió que podía acostumbrarse a esta vida, en definitiva pautada por ciertos requisitos, como cualquier otra.

No pudo acostumbrarse, sin embargo, a un hecho imprevisto: la presencia de Juan. Una presencia que fue agrandándose día tras día. Acechante, amenazador, Juan estaba en todas las cosas. En caras y miradas, en las sombras de su pieza, en los espejos, en la sirena que atravesando la noche llegaba hasta su insomnio. También fueron Juan los policías que finalmente lo apresaron, los jueces que dictaminaron su condena, incluso esa página del código penal en que los jueces basaron su dictamen. Fueron Juan los carceleros, los demás reclusos con quienes compartía el cautiverio, las horas del reloj, los días en el calendario, la soledad, las sombras, ahora, de su celda.

Entonces el hombre deseó desconsoladamente un imposible: que las cosas hubieran ocurrido a la inversa, que el muerto fuera él y no el otro, para así perseguir a Juan, con la forma imbatible de un fantasma, hasta el fin de los días.

Extraido de Una costumbre de Oceanía (Ed. Simurg, 2006)


Ramponelli nació en Buenos Aires. Coordina talleres literarios desde 1985. Dirigió la revista literaria Otras Puertas (1993-1997). Publicó: “Desde el lado de allá” (relatos, 1990), “El último fuego” (novela, 2001), “Viene con la noche” (novela, 2005), “Una costumbre de Oceanía” (relatos, 2006), “Apuntes para una biografía” (novela, 2009). Resultó finalista del Premio Clarín de Novela (1998). Obtuvo el Tercer Premio Municipal de Córdoba “Luis de Tejeda” (Cuento, 2007). Fue distinguido por el Fondo Nacional de las Artes en Novela (1996 y 2008) y Cuento (1998 y 2004) y seleccionado para integrar la Antología de Cuento “50 Aniversario Fondo Nacional de las Artes” (2008).

Comenta con FB

comentarios

3 comentarios sobre “El asesino se arrepiente, cuento de Alberto Ramponelli

  • el 09/05/2013 a las 20:19
    Permalink

    Que lindo cuento, voy a masturbarme hasta eyacular pensando en él

    Respuesta
  • el 10/07/2010 a las 13:25
    Permalink

    hola, gustavo, gracias por la publicación de mi cuento pero más aún por lo demás que has publicado (walsh,carver, pizarnik, breton y el resto) muy buena “zona literaria”. un gran abrazo. rampo.

    Respuesta
    • el 11/07/2010 a las 02:48
      Permalink

      Gracias a vos, Alberto, por tus excelentes cuentos. Ya sabés qué opino de ellos Y, a propósito, estoy leyendo Apuntes para una biografía, la novela que me hicieste llegar hace un tiempo. La termino y te cuento. Abrazo!

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

 

USO DE COOKIES

Este sitio utiliza cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento a nuestra Política de Cookies.

CERRAR
www.scriptsell.netwww.freepiratemovie.comBest Premium Wordpress Theme/Best Premium Wordpress Theme/